Claves para mejorar la eficacia de tu Newsletter

https://www.edefici.cl

La eficacia de un newsletter depende también en gran parte de su diseño, y usar la plantilla adecuada puede marcar la diferencia entre acabar en la papelera o lograr una conversión. ¿Sabes cómo decantar la balanza por un lado o el otro? Te  daremos algunos tips.

El diseño de tus newsletters es tu principal carta de presentación en el mundo del emailing, pero la elección de la plantilla correcta puede ayudarnos más de lo que creemos.

Una buena plantilla puede ser la diferencia entre que un email parezca «Correo no deseado» o uno lícito y profesional. Pero, sobre todo, puede ayudarte a pasar de unas tasas de clics y conversión reducidas a otras mucho más altas.

Estos son algunos de las claves:

  • Estructura sencilla y adaptable; ¿Sabías que hoy en día uno de cada dos emails se abre en un dispositivo móvil? Por eso, un diseño adaptable que ajuste tu plantilla a los dispositivos y tamaños de pantalla más habituales es imprescindible para que tu newsletter llegue a buen puerto. Está comprobado que, para conseguirlo, lo ideal es dotar a la plantilla de una anchura de entre 500 y 680 píxeles.
    Con un diseño sencillo dispuesto en una única columna evitarás problemas como el desplazamiento de columnas o la desproporción del tamaño de las celdas. Ten en cuenta también que cada dispositivo, cliente y programa de email muestra las fuentes de forma distinta.

 

  • Buena legibilidad; La estructura de tu boletín tiene que ser clara. Los destinatarios deben ser capaces de discernir de un vistazo el tema de tu email y su mensaje central.
    Para conseguirlo, coloca la información más importante lo más cerca posible del principio del email. De este modo, te aseguras de que los destinatarios no tengan que desplazarse mucho para encontrar ese mensaje importante o esa promoción que pretendes destacar.

 

  • Cantidad de imágenes adecuadas y elementos interactivos; Los elementos gráficos aportan valor a la plantilla de cualquier boletín, pero no debemos abusar de ellos. De lo contrario, los ISP podrían considerar que tus emails son spam y bloquearlos, lo que afectaría a la tasa de recepción de tus mensajes. El equilibrio ideal entre texto e imagen oscila entre una proporción de 60:40 y de 70:30.

 

  • Importancia del diseño de marca; Independientemente del canal y del medio, todo contacto con la empresa debe estar ligado a una experiencia de marca positiva tanto para tus clientes actuales como para tus posibles clientes futuros. Coloca siempre el logotipo de la empresa en la parte superior, de forma que los destinatarios no tengan que desplazarse por la página para verlo y te identifiquen como el remitente. Utiliza siempre los colores vinculados a tu identidad corporativa y combínalos con muchas superficies blancas.

 

  • Uso inteligente de los colores; Al elegir los colores para la plantilla de tu newsletter, lo primero que has de tener en cuenta es tu diseño corporativo. Para lograr un diseño limpio y profesional, te recomendamos que no utilices más de dos colores. Reflexiona acerca de los colores de tus textos, de las imágenes, del fondo y de los botones de llamada a acción.

 

  • Consideración del público objetivo; ¿A qué público objetivo quieres dirigirte principalmente? ¿Qué sexo, edad, nivel académico y laboral, y estado civil tienen tus destinatarios? ¿Hay alguna otra característica importante? ¿Cuáles de esas características son relevantes para tu empresa y tus productos o servicios? Algunos estudios han demostrado que las mujeres y los hombres reaccionan normalmente de forma distinta a determinados colores, y las preferencias de ambos grupos al respecto son dispares. Por ejemplo, el azul es igual de popular entre los hombres y las mujeres, mientras que la preferencia por el lila es casi exclusivamente un rasgo femenino.

 

  • Optimización de la estructura para aumentar los clics y conversiones; No envíes emails indiscriminadamente. Es preferible que reflexiones acerca de la estrategia que vas a seguir con tu newsletter. Define los objetivos que quieres alcanzar con tus emails, así como los valores que deseas transmitir. En este sentido, ten en cuenta igualmente los objetivos generales de tu empresa y tu estrategia de marketing en línea. En principio, cada email debe perseguir un único propósito y contener un solo mensaje, aunque en el caso de un newsletter también se pueden presentar y enlazar varios temas.

 

En cualquier caso, introduce siempre una cantidad razonable de temas (cuatro como máximo) y presentarlos de forma breve para no afectar a la claridad del contenido. Dado que la mayoría de los destinatarios hará clic en el primer elemento, coloca o presenta el contenido más importante en esa posición.

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest

Solicita tu Cotización!

Estas en el lugar indicado, dejanos tus datos y nos pondremos en contacto lo antes posible.
Abrir chat
1
Hola 👋Mi nombre es Gary,
¿En que te puedo ayudar?